PRODUCTO ECOLOGICO
La legislación de la Unión Europea que regula los alimentos ecológicos prohíbe el uso de las palabras ecológico, orgánico y biológico en alimentos no certificados. Para conseguir la certificación ecológica los productores tienen que someterse a controles y cumplir unos requisitos muy estrictos. Por ejemplo, en los cultivos no se pueden usar pesticidas, no está permitido el uso de transgénicos como materia prima ni el uso de aditivos químicos peligrosos para la salud, así como tampoco se permite la adición de conservantes ni de colorantes. Los ganaderos por su parte tienen que garantizar las buenas condiciones de vida de los animales y alimentarlos con alimentos ecológicos.

PRODUCTO NATURAL
El uso de la palabra natural en las etiquetas de productos alimenticios no está regulado por la Unión Europea, ya que alimento natural no se considera sinónimo de alimento ecológico. Por lo tanto, un alimento natural es cualquier tipo de alimento y los productores y vendedores pueden usar esta palabra sin tener que someterse a ningún tipo de control especial.

PRODUCTO FRESCO
La palabra fresco se puede usar en la etiqueta de cualquier producto alimenticio, porque su uso no está regulado.

PRODUCTO CASERO O CAMPERO
Si en la etiqueta de un alimento está presente la palabra casero o campero puede que lo que nos quieren transmitir es que se hace referencia a una receta tradicional, pero esto no nos asegura que el proceso de producción haya sido el tradicional ni que los ingredientes procedan de modelos tradicionales de agricultura y ganadería.

CONCLUSION
En conclusión, si quieres consumir alimentos ecológicos debes buscar productos certificados .